Dona dinero para que me pueda comprar un velero.

no qué de qué

sábado, 22 de mayo de 2010

Se puede ser nadie siendo?

Hola, mi nombre no lo diré por cuestiones de copyright, en este caso me cerniré estrictamente a la legalidad porque nunca se sabe quién lee y quién no lee entre líneas... aunque las líneas parezcan juntas entre ellas se lee tal vez algo... en lo que a mi opinion respecta creo que entre la líneas no se lee nada y leyéndolas normal tampoco. En fin, ya que no me conocéis y tampoco estáis ansiosos por hacerlo, no os culparé porque si se diera el caso de que fuera una tercera persona en vez de yo y me viera a mi como a otra persona que no soy yo me daría exactamente igual lo que viese, oyese o viese. Incluso creo que me vería como un individuo un tanto arrogante y lleno de sinsentido. No lo niego, tengo algunas cualidades que se desarrollan por debajo de lo normal y otras que se van por las ramas.
Retomando la cosa que iba a decir antes de mi presentación digo que lo que diré puede que no exprese del todo la cuestión que deseaba presentar,  puesto que esta cuestión no la tengo muy clara y la veo un tanto borrosa y negada a la verbalización escrita o estrictamente palabresca. En fin, la verdad es que si bien a veces uno ve lo que desea y en el presente el deseo que se desea no es mas que una cosa lejana y representa tan solo un ideal de algo que no es aquello que se desea sino que es mucho mas profundo y digno, entonces se pueden llegar a hacer locuras, estupideces o simplemente heces.  Por no ir mas lejos blando mi soltería como a un palo y la utilizo para soportar el peso de cada uno de mis delirios o desviaciones del pensamiento. Feliz o desgraciadamente el humanito no puede evitar (al menos yo) desear cosas deseables sin sentir un cierto odio hacia uno mismo por desear o carecer de lo deseado. Y es que este deseo no es mas que un sinsentido absurdo producto de la capacidad que tenemos de reírnos y hacernos putadas a nosotros mismo.
Alegremente o abrazo y os deseo.
Mr. Zlavenzer

jueves, 13 de mayo de 2010

Lucha a muerte en el túnel de un tranvía.

Primero lo que hizo el ser despreciable fue tirarme un caca de perro al pecho. Un zurullo jugoso y maloliente que en el impacto al final de su trayecto no pudo evitar esparcirse como la mermelada. Entonces furioso le grité: pero que te pasa birria, infrahumano, adefesio pinchado en un palo!
No soportando estos insultos se deslizó a grandes zancadas entres la oscuridad y me puso las manos alrededor del cuello con indudable intención de acabar con el torrente sanguíneo que corre por mis arterias. No pudiendo tolerar esta falta de delicadeza por su parte me tuve que defender, siempre he procurado evitar esta clase de enfrentamientos y no puedo ocultar el hecho de haber tenido cierto éxito en dichos esfuerzos. Pero esa vez fue distinto, una ira testicular subió repentina por mi ombligo y dominó cual jinete todas mis acciones. Así que en vez de esperar mi muerte en sus manos como hago normalmente, di un cabezazo hacia su enorme nariz con relativa puntería. No puedo explicar con certeza lo que sucedió entonces, se hizo un amasijo de brazos voladores, piernas inquietas pateando excitadas el aire.
¿el aire? Sí, puesto que mi enemigo después de tirarme caca, de romperme levemente la nariz y de morderme rabioso un brazo desapareció convertido en arena. Antes no creía en monstruos, ahora si.

sábado, 8 de mayo de 2010

Extraño ser proveniente de las profundidades.

Es extraño, cuando se detiene a pensar el número en las cronologías que le son pertinentes, todo acciones, sucesos que llegan hasta el presente aparece sin ser muy ruidoso el ser extraño. No sé de dónde viene ni cuál es su motivo, solo se sienta y trae consigo vahos de pensamiento oscuro. Habla sobre todo de este momento y de el frío que le provoca, hace quejas quejumbrosas sobre el rumbo de su vida y sobre la vida misma, no sé si tendrá motivos de allá de donde viene, que según son mis sospechas es en donde nace el vacío. Tal vez sea una alarma, tal vez sea un demonio o sea un pobre larva hija de la baba que dejan los caracoles del otro lado del átomo. No me ha querido explicar nada, solo contarme historias sobre la negligencia y estupidez humanas, intenté quitarlo, puesto que su incesante discurso me entristece pero es como borrar una mancha de aceite en un papel, mientras mas se la frota mas se expande. Por lo tanto, orinaré en mis calsoncillos.

martes, 20 de abril de 2010

Desde La Altura Vi Venir Al Vértigo.

En la torre de observación fue, definiendo con correctas expresiones, agradable ver al mundo como una pelota. Es que mi torre es muy alta, tardé unos 21 años en subir hasta en donde estoy ahora, aún me quedan largos escalones para subir, pero ya las vistas son bonitas. Pero tengo un leve problema, un problema que un mejillón probablemente no tendría  es que en esas extrañas vueltas que da la vida yo, Diegof, tengo un vértigo atroz a caer eternamente en la nada. Creo que es por eso que nunca me han gustado las hojas en blanco.
Como iba diciendo, la torre es realmente hermosa y las vistas lo son aún más, desgraciadamente me dejé los prismáticos, no veo una mierda, no distingo a un humano de un edificio. Pero eso creo que es comprensible, dado que nadie, por loco que esté, lleva prismáticos en invierno.
Como me dijo un sabio en el bar de la planta 16; Si ves: Bien. Si no ves: Bien. Pero si ves y te quedas ciego: La cagaste.
Así conforme mi modo de vida, a veces estoy ciego y otras no, pero en general voy tirando  doy poco tumbos.
Así es, la vida es grandiosa. Ya ven, Gran Diosa!

martes, 6 de abril de 2010

En el marco vacío la clandestina observación.

Observando la vacuidad de mi interior y teniendo en cuenta de que dicha observación es observada por un individuo y que dicho individuo está agujereado por la eficaz carcoma de la subjetividad que intenta ser objetiva y que en su subjetiva objetividad pierde a momentos la lucidez del suceso con procesos indeseables de pensamiento circular como una serpiente que se muerde la lengua y teniendo además en cuenta que dicha observación no es mas que una vulgar metáfora de un suceso probable pero no definitivo y que por lo tanto carece de toda credibilidad al ser una observación objetiva totalmente subjetiva y cuya subjetividad no puede ser calculada ni tenida en cuenta ya que se pierde en si misma al intentar ser objetiva por tener como objetivo la objetividad. Es decir: El objeto observado con objetividad objetiva no puede ser tal pues el observador pensando ser objetivo olvidó su subjetividad y la confundió con objetividad, entonces no se puede hacer una media de objetividad y subjetividad ya que dicha subjetividad puede ser objetiva y dicha objetividad puede ser subjetiva o ambas cosas a la vez... Simplificando el asunto un poco mas podemos deducir que el observador pensó ser lo observado pero nadie le observaba por lo que pasó a ser observador observado por si mismo, esto llevó a la insostenible situación de objetivo-subjetivo observado por si mismo, por lo que toda aplicación de su capacidad objetiva quedó obstruida por su capacidad subjetiva y viceversa. Es decir, todo pensamiento emitido no pudo hacer mas que balbucear cosas... La capacidad cognitiva de dicho individuo se vio bloqueada por su propia capacidad cognitiva, lo que le hizo bloquear su capacidad cognitiva para no bloquear a la misma, entonces entró en un estado de circulo vicioso sin ser circulo ni ser nada y no tener ningún motivo para dicho estado, ni siquiera la excusa de observación, pues como ya dije antes no había nada que observar. En definitiva, el observador miraba al albor y se fue por las ramas.
Gracias

miércoles, 31 de marzo de 2010

en realidad

en realidad diría que la realidad no es mas real que lo imaginado, con simples matices como tulpas fantasmales en el cielo. Es así como se creó en un inconsciente colectivo la necesidad de pertenencia y tal vez de intrascendencia de cosas trascendentes pero sin serlas por su naturaleza irreal. Ya que estamos con realidades irreales trascendentes pero profundamente intrascendentes creadas a partir de un imaginario colectivo de dudosa procedencia y por procedencia me refiero exactamente a lo dicho, es decir, procedencia, diré (sin saber exactamente que decir pero ya que digo algo lo diré, aunque sea de procedencia dudosa e intrascendente) que aunque la realidad sea tan real como el imaginario onírico y subconsciente si es real aunque irreal en el sentido abstracto que al ser tan abstracto no logro comprender en su plenitud y a plenitud me refiero a entereza sin salir a un sentido mas amplio, ya que este sentido mas amplio de plenitud sería tan sumamente abstracto que aunque conociera la verdad real del abstracto mencionado sería una irrealidad tan abstracta y amplia que mi comprensión se volvería loca y me obligaría a morderme los dedos de los pies. Ya que he perdido el hilo o la esencia del tal de lo que hablaba y como en realidad nunca tuve nada trascendente que decir... es mas, ya que considero intrascendente toda imagen, sensación, emoción, cosa, animal, o etiqueta puesta a un suceso dado en el tiempo y dado también que considero intrascendente el tiempo y a mi propia consideración... Me callo.
Adiós.

martes, 16 de marzo de 2010

De la espesura onírica al conocimiento despejado.

Soñé entonces esta noche lo siguiente:
Caminaba por las calles escuchando al fondo la voz de una mujer conocida advirtiendo desde mi punto de partida una advertencia: ten cuidado con la sangre mezclado con drogas japonesas. Seguí caminando entre la noche, yendo al supermercado en busca de esas drogas comercializadas, al fondo vi la luz de la entrada y alguna gente caminar, el tiempo se hizo aprisa y perdí de vista el objetivo principal. Tomé sin darme cuenta las callejuelas perdidas y estrechas en la noche. Vi restaurantes y en todos había mujeres asando castañas. Seguí buscando el gran comercio pero había desaparecido, solo distinguía el cartel de una floristería cerrada: vermiculita. Para salir de esa calle debía entrar por un restaurante, abrí la puerta y era como un bar lleno de gente. Un la barra una mujer adulta, casi anciana asaba castañas en una sartén.
-Después de un vacío-
Estaba yo observando primero en noche el restaurante y caminaba con los transeúntes sin rostro entre la mesas vacías. Sombras había y no faltaban pues la oscuridad era sombría y no se distinguían con claridad los rincones. Abrir una puerta que antes no estaba allí fue sencillo, entrar ya no, pues no dependía de la propia ni la ajena voluntad. Una niña, inocente y tranquila miraba a mis ojos fijamente diciendo, murmurando o tal vez pensando lo siguiente: Nadie tiene poder, solo uno te lo da y solo uno te lo quita. Sin mas la vi desde arriba y se hizo el día.
Estaba ahora subiendo la pendiente, sin dificultad puesto que de cuerpo material carecía, todo verde alrededor, el cielo gris amenazando a lluvia. En la cumbre una explanada bien habitada, un camino entre árboles se abría a mi derecha, a mi izquierda espacio de tierra seca y frente suelo de roca plana. Sobre las rocas un reducido grupo de mujeres y hombres, la maestra estaba enojada y enseñaba yoga a gritos. En la piedra había marcas de cuerpos talladas, entre dos hombres estaba la mía, frente a la maestra ojerosa y a otras tres mujeres.
Yo escuchaba en silencio, de mi no escuchaba nada, aprendía aceptando la violencia y sintiéndome en calma por poder aprender. Un hombre de mi lado me hablaba: Yo soy Policia. Yo decía: no importa, solo es un trabajo, conocí hace tiempo a un policía uruguayo que emigró y vino acá.
Hubo silencio. Miré un cartel detrás de un árbol que tenía dibujados unos niños y unas hojas secas, el cartel decía: No tirar hojas en el futuro.
Pensé: este cartel me da risa, si en el futuro no se pueden tirar hojas, las hojas serán tiradas en el presente.
Volví a mirar y como si hubiese leído mal el cartel decía, ahora sin los niños y solo con el dibujo de las hojas secas: Es así la Ley. En letras pequeñas debajo de lo escrito: Articulo (no recuerdo el número)
miré al camino de mi derecha y vi pasar caminando a dos mujeres, una me sonreía. Después la vi en el camino de la izquierda y me acerqué a ella. Ya no sonreía, parecía triste.

viernes, 26 de febrero de 2010

Aunque la realidad sea como una arcada.

Aunque sea así digo convencido de mi posición, después de haber perdido el tiempo bailando con una bella dama inglesa, que el deseo jamás se interpondrá nuevamente en mi visión. Puede que reviente, puede que mi mente sea ausente, puede que mi estado deteriore rápidamente, no creo ya en la satisfacción banal. Es un entretenimiento idiota, una inversión sin fondos, una sanguijuela ávida. El pensamiento se retuerce de emoción como un niño caprichoso imaginando sin motivos situaciones sin ton ni son. Aunque suene rara esta canción, digo aún mas convencido que un simple deseo no es mas que una imagen y una ilusión... completamente material, absolutamente falta de trascendencia. Y si trascendencia tuviera, no sería mas que una simple flecha apuntando hacia un error. Pues digo ya que el deseo o el amor carnal no es mas que una perdida de tiempo, aunque compañera desease encontrar para compartir camino, el camino no requiere de segundos ni terceros, aunque quisiese compartir el amor mas exacerbado no es mas que una idea concebida sobre la felicidad ¡Pobre de mi que me creo solo! Aun sabiendo que nunca ha existido la soledad, pobre mente que se regocija pensando en la carne como finalidad. Siendo esto un hecho, no puedo hacer mas que apartarme de este negro asunto y olvidar casi como a un sueño fantástico sus rubios cabellos y el suave aroma de sus caderas.
Es así como despierto casi con desgana a mi propia realidad.

sábado, 13 de febrero de 2010

Imperiosa auge de la pasión: El ajo

El ajo.. oh! ajo! en fin, decía por supuesto y daba las gracias de ser un alimento delicioso. Luego, cuando los rabinos que vivían en una casa con huerto en el techo de una casa de campo se dieron cuenta de que su infinita sabiduría no duraría un minuto al caer en manos de los horribles habitantes que habitaban bajo sus pies. construyeron un barco y 7 embarcaderos para aterrorizar con sus sombras mortíferas a los grisáceos cielos que cernirían sobre las cabezas la perfidia. Era pues este trabajo motivo de alegría. En la casa de los malos inquilinos se juzgaba a los ausentes con palabras despectivas, el ausente estuvo allí en espíritu y alegó con aire ofendido sus motivos de desprecio, sus parcas pero concisas palabras fueron arrolladas por un razonamiento intelectual que mas que razonar oía con deleite sus propias palabras. Quien las emitía se enorgullecía tremendamente  de su erudición, mas nunca tuvo nada que ver la erudición con la verdad o la realidad.
Este es pues mi eventual presentación de los hechos borrosos, pues o estuve en la isla de los 7 embarcaderos en un barco de nube y vi la horrorosa casa y a los sabios rabinos huir de ella.

viernes, 22 de enero de 2010

figurativamente no hay sol.

Mirando el pequeño horizonte del pasado, vienen a mi recuerdos, se cae encima el tiempo y la acción pierde sentido. Las fuerzas intentan recuperar aquel hilo que una vez fue cadena, una planta sin raices, unas hojas sin arbol. Perdí casi la memoria, perdí casi mi identidad, me perdí en mi mismo, en el grande esfuerzo de romper la maceta soplando. Me perdí soplando, me perdí mirando, aprendiendo, buscando, inventando, mintiendo y mintiendome, despreciando, actuando, al final todo solo tuve aire, ideas vagas de un camino. Ideas sobre ideas. Fui yo sin serlo y mi motivacion era no ser yo ya mas ¿Pero quién soy yo? Solo tengo un confuso recuerdo, la última vez tenía 13 años ¿Ahora quién soy? Silencio, mil ideas llaman, pero ninguna llega a abrir. Solo sé que perdura el deseo, el instinto de la magia.

Espero encontrar tan solo un objetivo.

martes, 19 de enero de 2010

Fotos inéditas de los festejos de Piñera!!

Hace poco, es decir hace u día mas o menos logré hacer un desdoblamiento astral y fui a ver que se cocía en Chile, al ver que era aburrido como siempre decidí ir a ver que diablos hacía ese tipo tan raro que es Piñera, me colé en la fiesta, claro, nadie ve a un cuerpo astral cuando está borracho. Cuál fue mi sirpresa al ver una bacanal caníbal, comían a gente pobre y se chupaban los dedos, suerte que llevé mi cámara sutil.
Aquí unas imágenes del asunto.






así que nada, cuidado al salir de noche por esos barrios altos, no sea que los aristocaníbales os roben hasta la carne.

domingo, 17 de enero de 2010

El castigo de Dios a los Chilenos.




Muy bien sabemos que los chilenos no somos ningunos santos, eso está más que claro, al parecer pocos justos tenemos en esta tierra estrecha, porque mejor hubiese sido ser merecedores de una lluvia de fuego o perecer convertidos en estatuas de sal antes que condenar nuestro futuro a las cadenas de la esclavitud. Esta escrito: Por sus frutos los conoceréis ¡Vaya frutos Madre mía! Sí señores, ha salido el empresario extraterrestre reptil que seguramente instaurará en la sociedad chilena un 1984 de verdad... El gran Piñera os Vigila! Bailad al son de su martilleo (o de sus ronquidos). Eramos tal vez merecedores de morir de hambre, de alguna especie de apocalipsis caníbal o una plaga que matara a los primogénitos y a los primos. Pero no, el Universo se decidió por algo peor, darnos donde nos duele, es decir, en la identidad política-histórica.  Es una pena, Chile ya no es un país de luchadores y revolucionarios, Pinochet hizo bien su trabajo, ahora somos una masa ignorante que regaló su país al primer empresario sin ojeras que encontró. Mejor hubiera sido el Lavín, al menos ahora tendríamos un Mapocho con barcos y paseos de góndola a la luz del brillo radioactivo de Santiago. Incluso tendríamos piscinas públicas de dudosa higiene e inútiles cañones de nieve.
Bueno, allá ellos. Yo por suerte ya me fui.
Con amor
Diegof

viernes, 15 de enero de 2010



me llegó, me gustó y lo muestro

sábado, 9 de enero de 2010

Nuevos ciclos para el ciclomotor




Anda tu que en donde se cruzan los aparejos motorizados hay una polifurcación de cuatro o mas caminos, allí entra a descentrar dulcemente la lógica inmune a toxinas clorhídricas del estropajo de limpiar. Es entonces cuando el ser humano ardiente de noble egoísmo grita a sus adentros desesperado: ¡¡La locura es el precio que he pagado por estar cuerdo!! Y razón que tiene al sentir en la cutícula de sus manos actividad extraterrestre, extra económica y extra sensorial. En ese instante de lucidez casi mortal es cuando se enciende en las velas que antiguamente eran materia imprescindible en las mesas de noche una llama tan oscura que parece eterna. Mas eterna no es, podrá ser interna, podrá ser externa o podría estar en una caverna, pero nunca será mas que un suceso limitado dentro de sí. Es por eso que cuando se tiran los dados sobre las verdes mesas de billar no se llama a la suerte, ni se invita a nadie a caminar, unos bailan y otros cantan y a otros les da por matar, pero los dados ya dijeron que cada cual tiene su plan mental, marcial o subnormal. Entonces volviendo a la cuestión puramente material me fijaré en la hierba cuando crece. Crece tal vez al revés y si así fuese pondría hincapié a los esfuerzos inútiles del podador, jardinero o agricultor (dependiendo el caso) de podar para dentro las briznas, una a una, dos centímetros bajo tierra y ya está, 20 siglos ya han pasado y algunas crecieron para arriba, otras, en su inútil afán de crecer bajo tierra morirán por falta de luz solar, elemento absolutamente necesario para poder realizar el trabajo vital llamado comúnmente por el vulgo "Fotosíntesis". Las cecinas lo dijeron: Os arrepentiréis de habernos devorado! Fuimos cerdos! Ahora colgamos secas y saladas en el techo de esta tienda! ... Pues mala suerte cecinas, ya será para la próxima.