Dona dinero para que me pueda comprar un velero.

no qué de qué

martes, 10 de mayo de 2011

Vino!

Vino amado! Dos copas son para mi tus caricias, tu amor prometido.
Vino y viniste hacia mi, golpeando mis dolores con alegre fruición,
alegre sabor, despertandome hacia un mundo de multiples acciones.

Vino amado! Que bueno que has venido y me has elevado, olvidandome de todo mal.
Que bueno que has venido y has cantado conmigo, solos, en esta habitación y en ese bar.
Al menos sé que tú estás aquí para quererme, para arrullarme y convertirme otra vez en un niño,
en un ser inocente de todo pecado, solo por besar tu bordes y sentirte entrar.

Mi vino dulce, cuanto cariño cariño cargas en mi, mi cabeza no lo soporta,
mi corazon te lo agradece saltando, recordando amores pasados, ninguno tan fiel como tú.

Afrutado aliento que me alienta siempre, que me ayuda a ir despacio, a pensar a cuestas de este olvido
indescriptible.

Vino que bueno que has venido! Y me has acompañado en este día tan negro y sin color.
Vino! Que bueno que has venido!





sábado, 22 de mayo de 2010

Se puede ser nadie siendo?

Hola, mi nombre no lo diré por cuestiones de copyright, en este caso me cerniré estrictamente a la legalidad porque nunca se sabe quién lee y quién no lee entre líneas... aunque las líneas parezcan juntas entre ellas se lee tal vez algo... en lo que a mi opinion respecta creo que entre la líneas no se lee nada y leyéndolas normal tampoco. En fin, ya que no me conocéis y tampoco estáis ansiosos por hacerlo, no os culparé porque si se diera el caso de que fuera una tercera persona en vez de yo y me viera a mi como a otra persona que no soy yo me daría exactamente igual lo que viese, oyese o viese. Incluso creo que me vería como un individuo un tanto arrogante y lleno de sinsentido. No lo niego, tengo algunas cualidades que se desarrollan por debajo de lo normal y otras que se van por las ramas.
Retomando la cosa que iba a decir antes de mi presentación digo que lo que diré puede que no exprese del todo la cuestión que deseaba presentar,  puesto que esta cuestión no la tengo muy clara y la veo un tanto borrosa y negada a la verbalización escrita o estrictamente palabresca. En fin, la verdad es que si bien a veces uno ve lo que desea y en el presente el deseo que se desea no es mas que una cosa lejana y representa tan solo un ideal de algo que no es aquello que se desea sino que es mucho mas profundo y digno, entonces se pueden llegar a hacer locuras, estupideces o simplemente heces.  Por no ir mas lejos blando mi soltería como a un palo y la utilizo para soportar el peso de cada uno de mis delirios o desviaciones del pensamiento. Feliz o desgraciadamente el humanito no puede evitar (al menos yo) desear cosas deseables sin sentir un cierto odio hacia uno mismo por desear o carecer de lo deseado. Y es que este deseo no es mas que un sinsentido absurdo producto de la capacidad que tenemos de reírnos y hacernos putadas a nosotros mismo.
Alegremente o abrazo y os deseo.
Mr. Zlavenzer

jueves, 13 de mayo de 2010

Lucha a muerte en el túnel de un tranvía.

Primero lo que hizo el ser despreciable fue tirarme un caca de perro al pecho. Un zurullo jugoso y maloliente que en el impacto al final de su trayecto no pudo evitar esparcirse como la mermelada. Entonces furioso le grité: pero que te pasa birria, infrahumano, adefesio pinchado en un palo!
No soportando estos insultos se deslizó a grandes zancadas entres la oscuridad y me puso las manos alrededor del cuello con indudable intención de acabar con el torrente sanguíneo que corre por mis arterias. No pudiendo tolerar esta falta de delicadeza por su parte me tuve que defender, siempre he procurado evitar esta clase de enfrentamientos y no puedo ocultar el hecho de haber tenido cierto éxito en dichos esfuerzos. Pero esa vez fue distinto, una ira testicular subió repentina por mi ombligo y dominó cual jinete todas mis acciones. Así que en vez de esperar mi muerte en sus manos como hago normalmente, di un cabezazo hacia su enorme nariz con relativa puntería. No puedo explicar con certeza lo que sucedió entonces, se hizo un amasijo de brazos voladores, piernas inquietas pateando excitadas el aire.
¿el aire? Sí, puesto que mi enemigo después de tirarme caca, de romperme levemente la nariz y de morderme rabioso un brazo desapareció convertido en arena. Antes no creía en monstruos, ahora si.

sábado, 8 de mayo de 2010

Extraño ser proveniente de las profundidades.

Es extraño, cuando se detiene a pensar el número en las cronologías que le son pertinentes, todo acciones, sucesos que llegan hasta el presente aparece sin ser muy ruidoso el ser extraño. No sé de dónde viene ni cuál es su motivo, solo se sienta y trae consigo vahos de pensamiento oscuro. Habla sobre todo de este momento y de el frío que le provoca, hace quejas quejumbrosas sobre el rumbo de su vida y sobre la vida misma, no sé si tendrá motivos de allá de donde viene, que según son mis sospechas es en donde nace el vacío. Tal vez sea una alarma, tal vez sea un demonio o sea un pobre larva hija de la baba que dejan los caracoles del otro lado del átomo. No me ha querido explicar nada, solo contarme historias sobre la negligencia y estupidez humanas, intenté quitarlo, puesto que su incesante discurso me entristece pero es como borrar una mancha de aceite en un papel, mientras mas se la frota mas se expande. Por lo tanto, orinaré en mis calsoncillos.

martes, 20 de abril de 2010

Desde La Altura Vi Venir Al Vértigo.

En la torre de observación fue, definiendo con correctas expresiones, agradable ver al mundo como una pelota. Es que mi torre es muy alta, tardé unos 21 años en subir hasta en donde estoy ahora, aún me quedan largos escalones para subir, pero ya las vistas son bonitas. Pero tengo un leve problema, un problema que un mejillón probablemente no tendría  es que en esas extrañas vueltas que da la vida yo, Diegof, tengo un vértigo atroz a caer eternamente en la nada. Creo que es por eso que nunca me han gustado las hojas en blanco.
Como iba diciendo, la torre es realmente hermosa y las vistas lo son aún más, desgraciadamente me dejé los prismáticos, no veo una mierda, no distingo a un humano de un edificio. Pero eso creo que es comprensible, dado que nadie, por loco que esté, lleva prismáticos en invierno.
Como me dijo un sabio en el bar de la planta 16; Si ves: Bien. Si no ves: Bien. Pero si ves y te quedas ciego: La cagaste.
Así conforme mi modo de vida, a veces estoy ciego y otras no, pero en general voy tirando  doy poco tumbos.
Así es, la vida es grandiosa. Ya ven, Gran Diosa!

martes, 6 de abril de 2010

En el marco vacío la clandestina observación.

Observando la vacuidad de mi interior y teniendo en cuenta de que dicha observación es observada por un individuo y que dicho individuo está agujereado por la eficaz carcoma de la subjetividad que intenta ser objetiva y que en su subjetiva objetividad pierde a momentos la lucidez del suceso con procesos indeseables de pensamiento circular como una serpiente que se muerde la lengua y teniendo además en cuenta que dicha observación no es mas que una vulgar metáfora de un suceso probable pero no definitivo y que por lo tanto carece de toda credibilidad al ser una observación objetiva totalmente subjetiva y cuya subjetividad no puede ser calculada ni tenida en cuenta ya que se pierde en si misma al intentar ser objetiva por tener como objetivo la objetividad. Es decir: El objeto observado con objetividad objetiva no puede ser tal pues el observador pensando ser objetivo olvidó su subjetividad y la confundió con objetividad, entonces no se puede hacer una media de objetividad y subjetividad ya que dicha subjetividad puede ser objetiva y dicha objetividad puede ser subjetiva o ambas cosas a la vez... Simplificando el asunto un poco mas podemos deducir que el observador pensó ser lo observado pero nadie le observaba por lo que pasó a ser observador observado por si mismo, esto llevó a la insostenible situación de objetivo-subjetivo observado por si mismo, por lo que toda aplicación de su capacidad objetiva quedó obstruida por su capacidad subjetiva y viceversa. Es decir, todo pensamiento emitido no pudo hacer mas que balbucear cosas... La capacidad cognitiva de dicho individuo se vio bloqueada por su propia capacidad cognitiva, lo que le hizo bloquear su capacidad cognitiva para no bloquear a la misma, entonces entró en un estado de circulo vicioso sin ser circulo ni ser nada y no tener ningún motivo para dicho estado, ni siquiera la excusa de observación, pues como ya dije antes no había nada que observar. En definitiva, el observador miraba al albor y se fue por las ramas.
Gracias

miércoles, 31 de marzo de 2010

en realidad

en realidad diría que la realidad no es mas real que lo imaginado, con simples matices como tulpas fantasmales en el cielo. Es así como se creó en un inconsciente colectivo la necesidad de pertenencia y tal vez de intrascendencia de cosas trascendentes pero sin serlas por su naturaleza irreal. Ya que estamos con realidades irreales trascendentes pero profundamente intrascendentes creadas a partir de un imaginario colectivo de dudosa procedencia y por procedencia me refiero exactamente a lo dicho, es decir, procedencia, diré (sin saber exactamente que decir pero ya que digo algo lo diré, aunque sea de procedencia dudosa e intrascendente) que aunque la realidad sea tan real como el imaginario onírico y subconsciente si es real aunque irreal en el sentido abstracto que al ser tan abstracto no logro comprender en su plenitud y a plenitud me refiero a entereza sin salir a un sentido mas amplio, ya que este sentido mas amplio de plenitud sería tan sumamente abstracto que aunque conociera la verdad real del abstracto mencionado sería una irrealidad tan abstracta y amplia que mi comprensión se volvería loca y me obligaría a morderme los dedos de los pies. Ya que he perdido el hilo o la esencia del tal de lo que hablaba y como en realidad nunca tuve nada trascendente que decir... es mas, ya que considero intrascendente toda imagen, sensación, emoción, cosa, animal, o etiqueta puesta a un suceso dado en el tiempo y dado también que considero intrascendente el tiempo y a mi propia consideración... Me callo.
Adiós.