Dona dinero para que me pueda comprar un velero.

no qué de qué

viernes, 22 de enero de 2010

figurativamente no hay sol.

Mirando el pequeño horizonte del pasado, vienen a mi recuerdos, se cae encima el tiempo y la acción pierde sentido. Las fuerzas intentan recuperar aquel hilo que una vez fue cadena, una planta sin raices, unas hojas sin arbol. Perdí casi la memoria, perdí casi mi identidad, me perdí en mi mismo, en el grande esfuerzo de romper la maceta soplando. Me perdí soplando, me perdí mirando, aprendiendo, buscando, inventando, mintiendo y mintiendome, despreciando, actuando, al final todo solo tuve aire, ideas vagas de un camino. Ideas sobre ideas. Fui yo sin serlo y mi motivacion era no ser yo ya mas ¿Pero quién soy yo? Solo tengo un confuso recuerdo, la última vez tenía 13 años ¿Ahora quién soy? Silencio, mil ideas llaman, pero ninguna llega a abrir. Solo sé que perdura el deseo, el instinto de la magia.

Espero encontrar tan solo un objetivo.

martes, 19 de enero de 2010

Fotos inéditas de los festejos de Piñera!!

Hace poco, es decir hace u día mas o menos logré hacer un desdoblamiento astral y fui a ver que se cocía en Chile, al ver que era aburrido como siempre decidí ir a ver que diablos hacía ese tipo tan raro que es Piñera, me colé en la fiesta, claro, nadie ve a un cuerpo astral cuando está borracho. Cuál fue mi sirpresa al ver una bacanal caníbal, comían a gente pobre y se chupaban los dedos, suerte que llevé mi cámara sutil.
Aquí unas imágenes del asunto.






así que nada, cuidado al salir de noche por esos barrios altos, no sea que los aristocaníbales os roben hasta la carne.

domingo, 17 de enero de 2010

El castigo de Dios a los Chilenos.




Muy bien sabemos que los chilenos no somos ningunos santos, eso está más que claro, al parecer pocos justos tenemos en esta tierra estrecha, porque mejor hubiese sido ser merecedores de una lluvia de fuego o perecer convertidos en estatuas de sal antes que condenar nuestro futuro a las cadenas de la esclavitud. Esta escrito: Por sus frutos los conoceréis ¡Vaya frutos Madre mía! Sí señores, ha salido el empresario extraterrestre reptil que seguramente instaurará en la sociedad chilena un 1984 de verdad... El gran Piñera os Vigila! Bailad al son de su martilleo (o de sus ronquidos). Eramos tal vez merecedores de morir de hambre, de alguna especie de apocalipsis caníbal o una plaga que matara a los primogénitos y a los primos. Pero no, el Universo se decidió por algo peor, darnos donde nos duele, es decir, en la identidad política-histórica.  Es una pena, Chile ya no es un país de luchadores y revolucionarios, Pinochet hizo bien su trabajo, ahora somos una masa ignorante que regaló su país al primer empresario sin ojeras que encontró. Mejor hubiera sido el Lavín, al menos ahora tendríamos un Mapocho con barcos y paseos de góndola a la luz del brillo radioactivo de Santiago. Incluso tendríamos piscinas públicas de dudosa higiene e inútiles cañones de nieve.
Bueno, allá ellos. Yo por suerte ya me fui.
Con amor
Diegof

viernes, 15 de enero de 2010



me llegó, me gustó y lo muestro

sábado, 9 de enero de 2010

Nuevos ciclos para el ciclomotor




Anda tu que en donde se cruzan los aparejos motorizados hay una polifurcación de cuatro o mas caminos, allí entra a descentrar dulcemente la lógica inmune a toxinas clorhídricas del estropajo de limpiar. Es entonces cuando el ser humano ardiente de noble egoísmo grita a sus adentros desesperado: ¡¡La locura es el precio que he pagado por estar cuerdo!! Y razón que tiene al sentir en la cutícula de sus manos actividad extraterrestre, extra económica y extra sensorial. En ese instante de lucidez casi mortal es cuando se enciende en las velas que antiguamente eran materia imprescindible en las mesas de noche una llama tan oscura que parece eterna. Mas eterna no es, podrá ser interna, podrá ser externa o podría estar en una caverna, pero nunca será mas que un suceso limitado dentro de sí. Es por eso que cuando se tiran los dados sobre las verdes mesas de billar no se llama a la suerte, ni se invita a nadie a caminar, unos bailan y otros cantan y a otros les da por matar, pero los dados ya dijeron que cada cual tiene su plan mental, marcial o subnormal. Entonces volviendo a la cuestión puramente material me fijaré en la hierba cuando crece. Crece tal vez al revés y si así fuese pondría hincapié a los esfuerzos inútiles del podador, jardinero o agricultor (dependiendo el caso) de podar para dentro las briznas, una a una, dos centímetros bajo tierra y ya está, 20 siglos ya han pasado y algunas crecieron para arriba, otras, en su inútil afán de crecer bajo tierra morirán por falta de luz solar, elemento absolutamente necesario para poder realizar el trabajo vital llamado comúnmente por el vulgo "Fotosíntesis". Las cecinas lo dijeron: Os arrepentiréis de habernos devorado! Fuimos cerdos! Ahora colgamos secas y saladas en el techo de esta tienda! ... Pues mala suerte cecinas, ya será para la próxima.