Dona dinero para que me pueda comprar un velero.

no qué de qué

martes, 20 de abril de 2010

Desde La Altura Vi Venir Al Vértigo.

En la torre de observación fue, definiendo con correctas expresiones, agradable ver al mundo como una pelota. Es que mi torre es muy alta, tardé unos 21 años en subir hasta en donde estoy ahora, aún me quedan largos escalones para subir, pero ya las vistas son bonitas. Pero tengo un leve problema, un problema que un mejillón probablemente no tendría  es que en esas extrañas vueltas que da la vida yo, Diegof, tengo un vértigo atroz a caer eternamente en la nada. Creo que es por eso que nunca me han gustado las hojas en blanco.
Como iba diciendo, la torre es realmente hermosa y las vistas lo son aún más, desgraciadamente me dejé los prismáticos, no veo una mierda, no distingo a un humano de un edificio. Pero eso creo que es comprensible, dado que nadie, por loco que esté, lleva prismáticos en invierno.
Como me dijo un sabio en el bar de la planta 16; Si ves: Bien. Si no ves: Bien. Pero si ves y te quedas ciego: La cagaste.
Así conforme mi modo de vida, a veces estoy ciego y otras no, pero en general voy tirando  doy poco tumbos.
Así es, la vida es grandiosa. Ya ven, Gran Diosa!

martes, 6 de abril de 2010

En el marco vacío la clandestina observación.

Observando la vacuidad de mi interior y teniendo en cuenta de que dicha observación es observada por un individuo y que dicho individuo está agujereado por la eficaz carcoma de la subjetividad que intenta ser objetiva y que en su subjetiva objetividad pierde a momentos la lucidez del suceso con procesos indeseables de pensamiento circular como una serpiente que se muerde la lengua y teniendo además en cuenta que dicha observación no es mas que una vulgar metáfora de un suceso probable pero no definitivo y que por lo tanto carece de toda credibilidad al ser una observación objetiva totalmente subjetiva y cuya subjetividad no puede ser calculada ni tenida en cuenta ya que se pierde en si misma al intentar ser objetiva por tener como objetivo la objetividad. Es decir: El objeto observado con objetividad objetiva no puede ser tal pues el observador pensando ser objetivo olvidó su subjetividad y la confundió con objetividad, entonces no se puede hacer una media de objetividad y subjetividad ya que dicha subjetividad puede ser objetiva y dicha objetividad puede ser subjetiva o ambas cosas a la vez... Simplificando el asunto un poco mas podemos deducir que el observador pensó ser lo observado pero nadie le observaba por lo que pasó a ser observador observado por si mismo, esto llevó a la insostenible situación de objetivo-subjetivo observado por si mismo, por lo que toda aplicación de su capacidad objetiva quedó obstruida por su capacidad subjetiva y viceversa. Es decir, todo pensamiento emitido no pudo hacer mas que balbucear cosas... La capacidad cognitiva de dicho individuo se vio bloqueada por su propia capacidad cognitiva, lo que le hizo bloquear su capacidad cognitiva para no bloquear a la misma, entonces entró en un estado de circulo vicioso sin ser circulo ni ser nada y no tener ningún motivo para dicho estado, ni siquiera la excusa de observación, pues como ya dije antes no había nada que observar. En definitiva, el observador miraba al albor y se fue por las ramas.
Gracias